sábado, 12 de septiembre de 2009

Qué hago con el viejo poncho/chal que me dejó mi suegra?

Tenía siempre una duda de qué hacer con el famoso poncho/chal que me pasó mi suegra un día que tenía frío y que luego me dijo de guardarlo...

Aclaró el nombre poncho/chal: no sé muy bien cómo definirlo ya que mi novio tampoco logra definirlo (no es que sea la mejor referencia para ropa, jajajaja!).

Como no me gustaba mucho el color, un beige camello anaranjado sin definir (oye, tampoco sabría definir el color, jajajaja!), pensaba sólo usarlo en casa cuando tenía frío.... pero a la vez, me parecía una pena.... Pensé en mandarlo a tintar... cambiarle el color de repente lo hubiera vuelto más chevere. Sin embargo, esta “operación” rescate de prenda, hubiera podido convertirse en una operación fracaso, en la cual, la prenda no hubiera tenido un color bonito, el tinte hubiera fallado, o mil otros factores y posibilidades....

Así que un día, que estaba “arreglando” mi armario (arreglar es una palabra que tiene demasiado significado y contenido para una persona como yo, tan desordenada!), tuve una de esas iluminaciones.....

Esas ideas que se te ocurren de la nada, y que piensas así como si estuvieras en trance combinar ropa que tienes desde mucho, pero que nunca pensaste en poner juntas (por cierto, eso me pasó también con mi falda cusquena que nunca sabía combinar! Haré una entrada al respeto otro día...). Así que empecé a sacar un top muy simple color marrón y cuello tortuga, un vaquero oscuro que sólo uso con botas, mis botas que me gusta pensarlas como “cowboy” y el famoso poncho/chal....

Allí les subo fotos, para que lo pueden ver!

Funcionó la iluminación?

Saludos,

1 comentario:

chartiercarla dijo...

Y funciono super bien !!!!!!!!! te queda perfecto y tu poncho esta ahora aqui en Francia vendiendose como pan caliente yo tengo dos capas de mi PERU amado y un poncho de mi PERU amado tambien jejje que espero pronto estrenarlo besitos hermosa!